Saltar al contenido

Consejos para mejorar tu salud

Si quieres cambiar tus hábitos alimenticios y quieres dar ese gran paso hacia un estilo de vida saludable, debo decirte que no solo te límites a las modas de beber cócteles de proteínas  como te venden las estrellas de Hollywood. Batir una docena de claras de huevo para el desayuno tampoco es la solución.

Necesitamos un cambio radical ¿Quien dijo que los cambio son fáciles?

Si realmente desea restablecer tu salud o simplemente reponer las energías de tu cuerpo perdidas por años de abandono, lo primero que debes  comprender es, que a veces son necesarios pequeños cambios, pero correctos para lograr el objetivo.

Cambiar un poco los hábitos de la alimentación, comenzar a quitarle el polvo de las zapatillas, abandonadas desde no se sabe cuando en el armario, para realizar alguna actividades al aire libre aunque sea los fines de semanas, puede ser un excelente punto de partida.

Simples consejos para comenzar una vida mas saludable

Te invito a que uses estos consejos como una hoja de ruta que allanará el camino para puedas mejorar tu salud.

Consejos alimenticios

  • Tomar aceite de pescado o Omega 3

El aceite de pescado ayuda a combatir la depresión, las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2. Además, reduce el riesgo de oncología y mejora la composición de los tejidos corporales. Una cucharada al día te beneficiara a lo largo de tu vida.

  • Beber té verde

El té verde es un poderoso antioxidante, ayuda a prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades y mantiene un maravilloso estado de salud. Es rico en catequinas, antioxidantes que desintoxican los radicales libres y protegen a las células del daño. También está comprobado que el té verde previene el desarrollo de la patología cardiovascular, en particular, la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca congestiva. El té verde acelera el metabolismo y aumenta drásticamente la quema de calorías. Beber diario de 2-3 tazas de té verde.

  • No comas demasiado

Vivimos en un mundo donde muchas personas comen constantemente, incluso cuando no tienen hambre. Combate este hábito bebiendo agua o consumiendo alguna fruta.

  • Bebe abundante agua

Cuando se trata de hidratación, piense no solo en la cantidad, sino también en la calidad. Mantenga el equilibrio de agua con las bebidas correctas. Beber más a menudo agua, después de todo, es la mejor manera de eliminar del organismo las toxinas. Si quieres saborizar el agua para que no se te haga tan monótona puedes agregar un poco de jugo de limón. Intenta beber al menos 8 vasos al día.

Consejos espirituales

  • Disfrutar del sol

Parecerá una cosa simple, pero la luz del sol es una gran fuente que nos ayuda a aumentar la producción de vitamina D en el cuerpo. La cual nos fortalece el tejido óseo y ayuda a combatir la depresión. Intenta pasar al sol 15-20 minutos al día.

 

  • Haga tiempo para realizar ejercicios cardio

El ejercicio de alta intensidad no solo es una excelente manera de mejorar la condición física, sino también un excelente asistente en la lucha contra el estrés, estimulando la secreción de endorfinas en el cuerpo de las hormonas. Al menos 20-30 minutos de entrenamiento de alta intensidad tres veces a la semana darán un resultado excelente.

  • Duerme 8 horas cada noche

El sueño es de gran importancia para el bienestar y la salud, ayuda a controlar el peso corporal normal y ralentiza la aparición de los signos del envejecimiento. Sin embargo, la mayoría de la gente se priva de un sueño completo. Si el tiempo te lo permite, duerme una hora más durante el fin de semana. Te sorprenderá cuánta influencia tendrá este ligero cambio en tu bienestar.

 

  • Meditación

La meditación es mucho más que un método maravilloso para lidiar con el estrés. Siente silencio, dedica 10-15 minutos por día de meditación o simplemente quédate solo con tus pensamientos. En el ritmo insano de la vida moderna, es muy importante encontrar tiempo para la paz y la tranquilidad.

  • Camina con más frecuencia

Caminar no debe convertirse en tu único ejercicio, pero es una excelente manera de mantenerse en movimiento, quemando algunas calorías adicionales. El ejercicio más simple que puedes realizar a diario. Al ser una actividad física de baja intensidad y segura para las articulaciones. Caminar fortalece el corazón, consume calorías, mejora el entrenamiento cardiovascular y fortalece los huesos.